Escribir romántica ¿es tan fácil?

Dicen que las novelas románticas son sencillas, incluso simples…

¿Es eso cierto?

¡No!  para nada.  No tienes nada más que leer cualquiera de las novelas de nuestras autoras para darte cuenta de que ni son simples, ni fáciles de escribir, aunque sí sean fáciles de leer.

¿Cuál es la diferencia entre una novela romántica y cualquier tipo de novela? Solo una: que al final de la novela romántica hay una pareja que se quedan juntos, sea hombre y mujer, mujer y mujer, hombre y hombre, mujer y vampiro, ángel y demonio… nos da igual, porque la historia de amor que esté bien contada, será bonita aunque sea entre diferentes personas o seres de fantasía.

Toda novela romántica tiene una estructura similar a la de cualquier novela. En el formato clásico, suelen ser tres partes: planteamiento, nudo y desenlace.

Empezamos por un planteamiento, conociendo a los personajes, viendo cómo viven, en qué situación están y se plantea un conflicto.

Después entramos en la segunda parte, el el nudo o desarrollo, donde básicamente pasan todas las cosas. Aquí, en el principio, encontraremos un punto de giro, eso que hace que al protagonista o protagonistas les cambie la vida y los saque de su rutina.

Justo antes de que comience la tercera parte, el desenlace, suele haber otro punto de giro en la historia, que hacer que el ovillo comience a desenredarse.

Y en el desenlace, encontramos nuestro final feliz. Eso sí, después de que a los protagonistas les haya pasado un poco de todo, porque, reconozcamos que las autoras de romántica a veces somos un poco malvadas y hacemos sufrir a los personajes. Como sabemos que al final, van a alcanzar su objetivo, no nos importa fastidiarles un buen rato 😉

Casi todas las novelas que puedas leer, tienen una historia de amor en ellas, así que la próxima vez que leas una novela policíaca, o histórica… fíjate, que encontrarás esa relación que te comento. Eso sí, solo en las novelas románticas tienes asegurado ese final feliz y esa sensación de satisfacción cuando cierras el libro.

¿Y tú qué crees? Deja tu comentario, nos encantará saber tu opinión!!

Un abrazo!